Playa Blanca, en Barú un paraíso a bajo costo cerca a Cartagena

-->


A 20 minutos de Cartagena aparece este destino, en la isla de Barú.

En Playa Blanca la arena es blanca y fina; el mar se ve verde y azul, y hay lugares donde el agua es tan limpia y cristalina que quien se baña allí puede ver con claridad, sin sumergirse, peces pequeños jugando a su alrededor.

Playa Blanca se encuentra en la isla de Barú, a 20 minutos de Cartagena. Para llegar se puede tomar una lancha rápida, que vale 52.000 pesos, ida y regreso, con almuerzo incluido, desde alguna de las agencias que operan en el muelle de La Bodeguita, aledaño al centro histórico.

En el mismo muelle ofrecen paseos en barcos que llevan todos los días a decenas de turistas a recorrer las islas del Rosario, y luego llegan a Playa Blanca. Estas excursiones valen desde 35.000 pesos por persona, con almuerzo incluido.

Algunos turistas prefieren ir hasta la ciénaga de Las Quintas, cerca del mercado de Bazurto, y desde allí tomar las lanchas en que se transportan los nativos de Barú. El viaje puede costar 15.000 pesos, pero la zona no es la más segura.

Si bien todos los transportes del muelle incluyen el regreso, en Playa Blanca existe una amplia oferta de cabañas a bajo costo para pasar la noche. Se consigue hospedaje desde 40.000 hasta 80.000 pesos por pareja, según la temporada. Son cabañas de madera, con piso de arena del mar, la mayoría de las cuales no tiene energía eléctrica.

También ofrecen hamacas por 10.000 pesos y espacios para poner carpas, para los clientes de los restaurantes. La comida consiste principalmente en pescados y mariscos. Ofrecen bandejas con mojarra, desde 12.000 pesos, hasta un jugoso pargo por 25.000.

En el día, los nativos del corregimiento de Santana alquilan caretas para ver los corales. Hay una una zona llamada Las Cuevas, en un extremo de la playa, donde se puede disfrutar de espacios solitarios entre las rocas, que aprovechan quienes buscan soledad durante los atardeceres y, los niños de Barú, por las mañanas, cuando suelen lanzarse al mar de cabeza desde las piedras más altas.

Por las noches la mejor oferta es el imponente paisaje que dibujan las estrellas en el cielo. Para terminar el día hay varios establecimientos, sencillos, pequeños, iluminados con velas, que cierran la jornada al ritmo de reggae, champeta y salsa.

ALBERTO MARIO SUÁREZ D.
EL TIEMPO/ CARTAGENA


Fuente: http://www.eltiempo.com/vida-de-hoy/viajar/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-12502689.html

http://www.citytv.com.co/videos/881590/video-playa-blanca-un-paraiso-a-bajo-precio


Enhanced by Zemanta